Me estoy poniendo vieja

¿A que edad uno es viejito? Si, viejito. Porque viejo se escucha muy gacho.

Cada vez me lo pregunto más. Nunca he tenido problema con mi edad. Bueno los 29 me pegaron gacho porque se acercaban los 30 pero para cuando los 30 llegaron, realmente no me afectaron mucho, ya había yo sufrido lo suficiente el año anterior por brincar de década.

Le pregunté a mis hijos ¿a que edad alguien es viejito? y esto me respondieron:

-A los 60 má. – Dijo #minispeedy

-¿Osea que yo todavía no soy viejita?

-No. Creo que aún estas un poco joven.

#Miniplausi me dió mas chance:

-A los treinta y mil.

-Ah. Entonces yo que tengo 38 ¿aún no estoy viejita?

-No.

Así que me siento tranquila porque mis hijos me ven joven.

Pero últimamente me ronda esta idea en la cabeza:

Cuando yo tenía la edad de mis hijos (7 y 4) mis papás tenían mi edad y mis abuelos la edad de mis papás. Y yo veía muy grandes a mis papás y muy viejitos a mis abuelos. Y ahora, mamá y papá estén tranquilos porque para nada los veo viejitos y obvio, yo no me siento tan grande como veía a mis padres en aquel momento.

¿Se deberá a la perspectiva? ¿O a mi enorme necesidad de no hacerme vieja? Aquí podría yo insertar un emoji de la carita pensativa (o varios).

¿Será la vejez sinónimo de la edad o de la actitud?

Porque si es por actitud sigo siendo una chamaca.

La realidad es que últimamente me he detectado, cada vez más, los famosos síntomas de la edad: canas, arrugas, pecas en las manos, más arrugas, más canas. Y me estoy empezando a preocupar.

Creo que los últimos años he hecho mucho más por mi cuerpo que lo que hice en treinta y cinco años anteriores y tal vez eso me haga percibir más los cambios; no lo se. O tal vez sea que ahora si se me notan.

Me estoy dando cuenta de que voy a tener que usar crema anti arrugas, la crema de bebés puede que huela rico y deje la piel suavecita pero no parece tener gran efecto en la prevención de lineas de expresión.

También podría dejar de hacer tantos gestos y reírme de forma discreta. ¡Nah! Eso no va a pasar jamás, ¿para que me hago pato? Voy a ser una viejita bien arrugada.

A lo que si me resisto es a pintarme el cabello, me rehuso a ser esclava del tinte por el resto de mi existencia; porque según mis positivos cálculos aún no llego ni a la mitad de mi vida, así que sería terrible pasar 38 años pintándome el cabello.

A mi me gusta cambiar de look y hacer locuras de vez en cuando, pero eso de pasar 2 horas con el tinte en la cabeza cada 15 días, no es para mi. Además el cabello gris esta de moda ¿no?

¿Qué será que nos pasa por la cabeza al pensar en envejecer? ¿Porque nos afectará tanto?

¿Será pensar en lo que nos falta por hacer, o en lo que no hemos hecho? ¿Será que nos da miedo no lograr lo planeado?

Estando en la fila de la escuela para recoger a mis hijos, mientras observo en el espejo las arrugas que acabo de descubrir en mi cuello, me pongo a pensar lo rápido que han pasado los últimos años.

Desde que me convertí en mamá, el tiempo de verdad pasa volando. ¿Cómo es posible que mi bebé ya tenga 7 años y esté en segundo de primaria? Al paso que vamos mañana se gradúa de la prepa y entra a la universidad. Y pasado mañana el señor de la casa estará entregando en el altar a la princesa del hogar. Claro, esas son mis expectativas pero quien sabe que pase.

Aun recuerdo cuando un verano duraba lo que parecía ser toda una vida. Ahora un año parece pasar en medio segundo.

En serio, apenas ayer estaba iniciando el ciclo escolar y ahora faltan solo 5 semanas para las vacaciones de Navidad.

¿Porque? ¿Por que de pronto la vida empieza a pasar más rápido?

¿Son las ocupaciones? ¿Son las preocupaciones? ¿Son las prisas? ¿Es la edad?

¿Las personas que tienen 40 o 50 o 60 ven pasar la vida aún más rápido de lo que yo la veo pasar? Porque si es así, va a llegar un momento en que no le vea ni el polvo.

En fin, las canas siguen saliendo, las arrugas cada vez se notan más y veo a los chavos de universidad cada vez más alejados de mi edad.

Pero eso si, cada cana, cada arruga y cada año vivido tienen su valiosa historia y han sido tremendamente disfrutados. Así que viejita o no, a seguir disfrutando y viviendo al máximo porque quien sabe a que tan viejita llegue uno.

Gracias por leer

#LaPeorMamá

Deja un comentario