Mi hija no duerme en su cuarto

¡Que levante la mano quien ha tenido problemas para que sus hijos se duerman en su cama! – La que escribe la levanta alto, es más, levanta las dos manos y grita a todo pulmón ¡YO!

Rápidamente les voy a contar de #minispeedy, mi primer hijo. Mas o menos al mes y medio de nacido un día durmió 5 horas seguidas y a los pocos días como 7. Claro que yo me levantaba a ver si seguía respirando. Todos lo hemos hecho, odiamos que despierten cada 3 horas pero cuando no sucede corremos a ver si respiran. Así que el macho alfa del hogar dijo:

¿Y si mejor lo pasamos a su cuarto?

Así fue, como mi hijo de 2 meses, durmió solo en su cuarto y hasta la fecha, a sus 6 años, le cuesta dormir en mi cama o la de alguien mas. El puede pasar la tarde en mi cama viendo pelis pero cuando le da sueño solito se levanta y se va a su cama.

Ah pero claro, cuando te toca uno que duerme bien llega el segundo. Juro que hice todo exactamente igual que con el primero, esperé a que durmiera unas 6 horas seguidas, lo cual sucedió como a los 5 meses, no fue tan rápido, y la pasé a su cuarto.

Todo iba bastante bien y nos cambiamos de casa. Sinceramente no estoy segura de que el cambio de casa haya sido la causa de lo que narraré a continuación pero es la única razón que se me ocurre.

#miniplausi, después de ya dormir unas 6 a 8 horas seguidas, empezó a despertarse cada hora, cada 2, cada 3. Cada noche era distinta.

Como buena madre, me levantaba, iba a su recamara, la calmaba, a veces pasaba horas arrullándola en la mecedora. Quiero decirles que para ese momento ya tenía más de una año, así que arrullarla ya no era tan sencillo. Pero no había forma de que se durmiera si no era así.

Esto no sucedía todos los días pero fue empeorando hasta que llegó un momento en que la niña se despertaba entre 5 y 11 veces diarias. No tienen una idea de lo mal que me ponía cada vez que la escuchaba llorar. Recuerdo perfecto que mientras caminaba los pasos que me llevaban a su cuarto iba maldiciendo absolutamente todo, a mi, a ella; lo que fuera. La tomaba en mis brazos con los dientes apretados y le preguntaba:

¿Qué te pasa? ¿Porque no te duermes? ¿Porqué no me dejas dormir?

En verdad me enojaba muchísimo. Y claro, ¿quién con el sueño así de interrumpido funciona?

Platiqué con mis amigas, todas me dieron su mejor consejo. Le hice una limpia con un huevo, le recé a cuantos santos me sugirieron, le unté aceites, eché agua de rosas en su cuarto, también agua bendita, intenté todo.

Así llegué al método Stivil, ese me funcionó con #minispeedy y dije lo intentaré con ella. En este momento debo decir, si a ustedes este método no les gusta, lo entiendo pero les pido no juzgar ni a mi ni a nadie que lo use.

Total empecé a dejarla llorar, ya no me acuerdo ni cuantos minutos son lo que me acuerdo es que la niña decidió ir en contra de todo y aventarse de la cuna. Si, así como usted lo lee, se aventaba de la cuna y en una ocasión la ví como aterrizó de cabeza. Por supuesto no podía permitir que se lastimara, así que al otro día quité el brandal de la cuna.

Rían, rían todo lo que quieran. Obviamente se bajaba de la cuna y para entonces ya sabía abrir la puerta así que yo cerraba la puerta y ella abría y aparecía en mi recámara. Y yo, explotaba de enojo.

Fue un día que me quedé afuera de su cuarto colgada de la manija para que no pudiera salir que le grité quien sabe que cosa cuando cerré la puerta que el sabio hombre con el cual comparto hijos me dijo:

-Te estas convirtiendo en una mamá horrible, no me gusta verte así. La verdad yo no tengo ningún problema en que la niña duerma con nosotros ¿porque no lo intentamos?

¿Porqué? Pues porque los niños no duermen con sus papás. ¿Porqué? Porque vamos a perder nuestra cama, nuestra intimidad. ¡No! Y no quería, la ideática Peor Mamá no podía concebir ir en contra de sus ideas. Pero lo intentó, por un día lo intentó y por fin durmió una noche completa después de más de una año.

Por supuesto desde ese día #miniplausi empezó a dormir con nosotros y dormía toda la noche, sin despertar una sola vez y yo descansaba y era super feliz. Pero, claro, todo tiene un pero. Mi problema venía a la hora de dormir porque claro que ella no se dormía si no estaba yo en la cama así que sucedía alguna de estas cosas:

Me quedaba dormida con ella a las 8 de la noche. No era tan malo salvo que a veces el marido llegaba y yo ya estaba dormida.
Lograba que se durmiera y después cenábamos y platicábamos, lo cual nos llevaba a dormirnos tardísimo.
Ella bajaba con nosotros a cenar y entonces ella se dormía tardísimo.

Pero no importaba, no importaba porque yo dormía toda la noche, todos dormíamos toda la noche y eso no se cambia por nada. Y yo dije, algún día se va a ir… Este, bueno, ese día no ha llegado.

Cuando nos mudamos a Monterrey, decidí poner a los dos chamacos en el mismo cuarto, pensando que tal vez así #miniplausi se sentiría acompañada y se quedaría en su cuna. Ajá, eso no pasó, mejor compramos una cama más grande porque ya no cabíamos los 3 en una cama Queen.

Ya quitamos su cuna, porque siempre dijo que no le gustaba y ya tiene su cama, eso tampoco hizo que dejara de dormir con nosotros.

Pero si he logrado algo, y creo que es un gran paso, o eso quiero creer; ella ya se duerme en su cama. La rutina, de la cual siempre seré fan ha hecho que se acostumbre a quedarse dormida en su cama. Cenan, se lavan los dientes, los acostamos, contamos un cuento, rezamos y apagamos luces. El marido se acuesta con #minispeedy y yo con #miniplausi hasta que se duermen, en un inicio tardábamos hasta 40 minutos en que se durmiera, ahora, incluso con el horario nuevo y aunque sea todavía de día (porque se acuestan a las 7:20 pm a más tardar) en 10 minutos está profunda, literal roncando.

Siempre llega a la cama. Algunos días llega a las 11 de la noche, otros a las 3 de la mañana y en contadas ocasiones, quizá unas 5, se ha quedado toda la noche en su cama. Pero la realidad es que ya no me pesa, ya no me afecta, hasta la extraño el día que no se pasa a mi cama. He aprendido a vivir con esa decisión.

Creo que #miniplausi tiene una gran necesidad de contacto físico, eso lo busca despierta y por supuesto dormida así que tanto el señor de la casa como yo, decidimos que mientras ella necesite acampar en nuestra cama, nuestra cama estará disponible para ella.

Gracias por leer

LaPeorMamá

Deja un comentario