No se decir que no

Siempre he tenido el si bien fácil. No es ningún secreto que de pronto me veo en muchos enredos por no saber decir que no.

¡Así fue como tuve hijos! ¡Ah! No se crean.

Pero la realidad es que si me cuesta mucho trabajo decir que no.

Desde las vacaciones de verano estuve planeando los primeros meses de la escuela, y no por la escuela en si, sino por las actividades que yo iba a tener.

Dar clases, juntas, cursos, ir al programa de radio y por supuesto vida social. Y por ahí atender a los hijos, al marido, a la perra y la casa en los ratos libres.

Después se me presentó la oportunidad de hacer unos programas en vivo en Facebook y claro que también los acomodé en la agenda.

De lo que estaba completamente segura era de que no quería ser vocal o mamá coordinadora o como ustedes conozcan a esa figura que es el contacto entre la escuela y las mamás. [Para eso si no tengo tiempo] pensé yo cuando platiqué con mis amigas sobre a quien pensábamos que la escuela elegiría para dicho papel.

Total, un día estoy en mi casa muy feliz, algo así como el último día de vacaciones cuando suena mi teléfono y veo en la pantalla el nombre de la escuela de mis hijos.

Por costumbre entré en pánico, porque cuando te hablan de la escuela de tus hijos normalmente es para comunicarte algo que no puede esperar. O algo muy malo hicieron o algo muy malo les pasó.

Pero en una fracción de segundo me di cuenta de que seguíamos de vacaciones así que en un instante llegó a mi cabeza la idea [Es para ser mamá coordinadora. Ya valió. Contesto o no contesto. Si no contesto, seguro me hablan otra vez.]

-Bueno. (Así contesto yo el teléfono)

-Buenos días. ¿Señora Claudia? Habla Miss Fulanita de parte de la directora de primaria menor para preguntarle si le gustaría ser mamá coordinadora del grupo de #minispeedy. (Los nombres fueron omitidos para respetar la privacidad de todos jeje).

En 2 segundos mi cabeza pensó todo esto: [Di que no, di que no. ¿A que hora vas a hacerlo? Ya estas llena de compromisos. Di que no. Uy pero si #minispeedy se entera que dije que no, me va a matar. Él siempre ha querido que sea mamá coordinadora de su grupo. Va a decir que porque de #miniplausi si y de el no. DI QUE NO. ¡DI QUE NO!]

-¡Ay Miss! Es que este año ando bien complicada.

-Bueno, usted fue cordi de kinder. Allá es diferente, aquí en primaria no hay que hacer tantas cosas. Realmente lo más pesado es el día del niño y pues es hasta el año que viene.

-[Justo lo que menos me llama la atención es organizar la Kermese del día del niño. No nací para esas cosas. Eso de entretener a toda la primaria no es lo mío.] Oiga Miss y cuando es la junta de las mamás coordinadoras, la de arranque; porque estoy dando unos cursos y varias mañanas las tengo ocupadas.

-Ay pues aun no tengo la fecha confirmada.

-Es que no me gustaría quedarles mal desde la primera junta. Por eso me mortifica.

Y en ese momento, que se corta la llamada. Y yo dando vueltas como pollo sin cabeza pensando que hacer. Obvio le mandé un mensaje al marido para contarle cuya respuesta fue:

“Ja, ja, ja. ¿Qué te haces? Les vas a decir que si”. Este hombre en verdad me conoce, por eso lo amo.

Tomé el teléfono y me comuniqué nuevamente a la escuela y mientras oprimía los números para poder comunicarme a la dirección pensé. [Si la junta es un día que pueda pues me lanzo, será una señal]

Me contestó la Miss Fulanita, que, casualmente acababa de ver a la directora y le había confirmado la junta un día que yo tenía libre y como se me complica un chorro decir que no:

-Ok. Miss, me apunto pues para ser mamá coordinadora.

Ajá, todo mundo tiene permitido reírse de mi. No me voy a enojar. Yo me reí de mi un buen rato.

Lo positivo es que cuando le conté a #minispeedy se puso super feliz.

-¡Por fin! Hasta que vas a ser cordi de mi grupo. Se cumplió mi deseo.

Ok, ok. Solo por eso valdrá la pena chutarme lo del día del niño que tanto me estresa. Ahí les encargo que cuando esté toda estresada por el evento me lo recuerden por favor.

Eso si, cuando me dijeron que si llevaba también coordinación del fut les dije que no. Aunque lo pensé durante un día completo y me sentí culpable como tres mas. Pero dije que no.

No, si yo digo que, que bueno que ningún hombre me ha hecho una propuesta indecorosa porque ya no estaría aquí para contarlo.

Gracias por leer

LaPeorMamá

Deja un comentario