Por fin se va a terminar este horrible año.

Lo leí por ahí, no lo dije yo.

Si, definitivamente el 2020 ha sido un año muy complicado, muy diferente, muy complicado. Pero horrible, lo que se dice horrible, me parece que no.

Y no, no estoy en los zapatos de nadie más que en los míos y por lo tanto, como siempre, escribo desde mi perspectiva y mi opinión.

Ya todos sabemos lo qué pasó, desde el 14 de marzo de este año, aún en curso, nuestra vida cambió. Lo que conocíamos como normal se terminó. Nos encerraron, nos dejaron a los chamacos en casa sin ir a la escuela y a los señores sin ir a trabajar. Bueno al menos a mi así me tocó. Aunque el señor de la casa ya llevaba 3 años trabajando desde casa, punto a mi favor.

Nos dijeron que iba a durar unas semanas. Hasta después de Semana Santa y así ya nos llegó el fin de año. ¡9 meses! Llevamos 9 meses ajustando nuestra vida lo mejor que podemos a esta supuesta “nueva normalidad”.

Y pues a todos nos ha ido diferente pero estoy segura cuando digo que todos tenemos cosas que agradecer.

Para Navidad, decidí regalarle a algunas personas un kit para cerrar el 2020 y recibir el 2021 de la mejor manera. Una de las dinámicas es hacer una lista de 100 cosas por las que estás agradecido.

¿100 cosas? ¿De donde voy a sacar 100 cosas? Es lo primero qué pasa por nuestra cabeza. Hasta que nos damos cuenta qué hay mucho por lo cual estar agradecidos y eso, eso es lo que hace más especial este año.

Por supuesto que no es el primer año en el cual me siento agradecida por la vida de mis hijos pero gracias a la escuela desde casa este año me siento agradecida por haberlos visto literalmente aprender a escribir a una y a multiplicar al otro.

Este año aprendí a apreciar, de una forma en la que no lo había hecho, a las maestras de mis hijos y todos los esfuerzos que hacen para enseñarles, obtener su atención y asegurarse de que avanzan todos juntos.

De verdad podría enlistar las 100 cosas por las que estoy agradecida pero probablemente no quieran saber lo agradecida que estoy por la luz del sol que entra diario por mi ventana.

Lo que quiero es invitarlos a hacer su lista con sus hijos porque les sorprenderá enormemente todas las pequeñas cosas que ellos aprecian de la vida.

Hagamos ese ejercicio juntos, démosle la vuelta al terrible 2020 y volvámoslo lo más valioso y memorable posible.

No hay nada que nos enseñe más que buscar lo positivo en cualquier situación por más complicada y dolorosa que sea, incluida una pandemia de más de 9 meses.

Gracias por tus enseñanzas 2020
Gracias a todos por estar conmigo cada semana

Gracias por leer

#LaPeorMamá