Creo que la cuarentena, centena nos esta volviendo locos a todos. No, no creo. Nos estamos volviendo locos.

Y este tema que les voy a poner sobre la mesa me lo confirma.

OJO. No tengo nada contra el home schooling (escuela en casa), de hecho admiro mucho a quien lo hace, pero estoy segura que no es para todo mundo.

En las últimas semanas he leído en redes sociales cosas como:

“¿Quién ha pensado mejor ya no mandar a sus hijos a la escuela y hacer home schooling?”

“Me ha ido tan bien en las clases en casa, que creo que mejor haré home schooling.”

“He estado platicando con mi esposo y el siguiente ciclo haremos home schooling.”

“No quiero arriesgar a mis hijos, ¿creen que el home schooling es opción?”

Entre otros muchos muy similares.

Todas estas publicaciones tienen una gran respuesta de mamás diciendo que sería mejor para no exponer a los niños, otras contando su experiencia y otras totalmente en contra. Uno se encuentra de todo.

Yo entiendo perfectamente bien el miedo que tenemos. Yo también tengo miedo de llevar a mis hijos a la escuela. A mi también me da miedo que se contagien o contagiarme yo. Me da pavor ser de ese porcentaje que tienen los peores síntomas.

Sin embargo creo que tomar decisiones desde el miedo puede jugarnos muy chueco en un mediano y largo plazo.

Como siempre, esta solo es una opinión. Espero que nadie se tome nada personal.

No. Nunca he hecho home schooling, ni siquiera me lo he planteado porque se que mis capacidades no alcanzarían para ser maestra y mamá de mis hijos. Para mi no es opción.

Si, mis hijos han sido unos super alumnos durante las clases en casa de marzo para acá. Todas sus clases han sido en línea en vivo con las maestras ahí. Yo solo soy quien corre por las tijeras, las hojas y los colores. Una asistente, digamos.

Si, si conozco personas que hacen home schooling y se que la decisión la tomaron basándose en las necesidades de su familia y que la decisión no la tomaron a la ligera y evaluaron muy bien los pros y los contras.

Se que no es sencillo de llevar pero claro que es alcanzable. Lo he visto.

Yo solo quiero pedirles que se informen muy bien sobre el tema. Si su decisión es llevar a cabo este método hay muchas cosas que tomar en cuenta, no solamente el no querer que nuestros hijos se expongan.

Hoy, que llevo varias semanas buscando escuela para mis hijos, por cambio de ciudad, se que la mayoría de las escuelas están preparadas para continuar con las clases en línea para que los niños no tengan que exponerse y están buscando las mejores soluciones mientras las cosas mejoran y retomamos lo presencial. Y creo que es la mejor opción.

¿Porque? Porque, aunque la maestra no está físicamente, es maestra. Para eso estudió. Porque ellas están preparadas para impartir el conocimiento. Porque ellas, a pesar de estar a la distancia, saben manejar un grupo.

Los niños, aunque no pueden estar con sus compañeros, siguen socializando y participando con sus compañeros. Eso, es de suma importancia.

Yo se, que quien hace home schooling, busca otras actividades para que sus hijos tengan la parte social, pero pregunto: Si no quieren que salgan a la escuela ¿si van a querer que vayan a otro lado a socializar?

La educación de nuestros hijos, no es algo que se pueda tomar a la ligera. Seamos muy honestos antes de decidir impartir nosotros las materias en casa porque no, no es lo mismo que las clases en línea.

Una maestra/mamá home school tiene que preparar clases, tiene que evaluar resultados, tiene que planear actividades que vayan de acuerdo con lo que los chiquillos tienen que ir aprendiendo a lo largo de los años.

Por favor, piénsenlo muy bien antes de tomar la decisión. ¿Realmente me siento capaz de hacerlo? ¿Puedo con la responsabilidad y la carga de ser mamá y maestra?

Yo no, y por eso no lo haría pero, si su respuesta es si, adelante. ¡Háganlo! ¡Disfrútenlo!

Si tienen, aunque sea una pequeña duda: Por favor déjenlos en la escuela.

Gracias por leer

#LaPeorMamá